Francisco Revuelta Hatuey

Constante renovación

Francisco REVUELTA HATUEY

Publicación: Alerta de Cantabria, 24 de Febrero 2005, pag 52
Texto: Francisco Revuelta Hatuey
Fotografía: Cubero

Según señalan algunas escuelas filosóficas del Oriente más añejo, en Arte –aunque no sólo en esa específica expresión cultural- Occidente está definido mediante el color negro –la oscuridad- en tanto Oriente lo está por el color blanco, la luz. Ambas fuerzas corren paralelas en viejísimas obras del ayer más remoto en aquellos lejanos lugares. A día de hoy algunos significados creadores contemporáneos cultivan la filosofía Zen en la vida y en las obras.
En las piezas del artista montañés Luis Cortines tenemos el ejemplo de un sucesivo transgresor cromático; excelente domeñado de espacios, luces, sombras, colores, en esta oportunidad se arriesga exhibiendo una colección cuasi bicromática –negro y blanco en casi todas las obras dominando el primero de ellos- donde se aprecian casi paisajes naturales convertidos en cuadros bicolores que el creador quizá considera perfectos para atrapar y mostrar jirones casi intangibles entreverados en la naturaleza visible, formal, táctil. Captar esencias parece ser el objetivo principal de esta exposición aureolada por un vago registro cuasi fotográfico, pues, a ratos, esos cuadros semejan negativos en sus blancos y en sus negros, en sus oscuridades y, en ocasiones, en los “encuadres” -lo diré así- geométricos reflejados. Pintura(s) sensible(s), delicada(s), recia(s) según formato, concepción de volúmenes, utilización de líneas: por encima de todo sazón, sobriedad, armonía en esos plazos trabajados con consciente voluntad simplificadora en formas y colores.
He aquí parte de la obra estética de un valorado artista que sabe, con magisterio, entretelar tradición con experiencia rupturista sin quebrar jamás los límites en esa bien medida estructuración compositiva que, emparentándose con piezas de su propio pasado plástico resulta punto y seguido del desarrollo de un estilo personal siempre actualizado, moderno, vivo, fresco, transmisor de un refinamiento pictórico cada vez más logrado, vanguardista, lírico.
Es, en definitiva, una exposición que se recomienda por sí sola ésta de Luis Cortines ahora enseñada en la capitalina sala Fernando Silió y que se podrá visitar hasta el próximo día 3 de marzo.

Publicación: Alerta de Cantabria, 24 de Febrero 2005, pag 52
Texto: Francisco Revuelta Hatuey
Fotografía: Cubero