Luis Cortines ha emprendido un animoso camino pictórico, ese camino tan concurrido ahora por muchos depositarios de vocaciones y de ilusiones. Parece que la senda de Luis Cortines posee, simultáneamente, facilidad y ambición, sin las innumerables, y atrayentes, rutas que siembran hoy el siempre flamígero terreno de las Artes Plásticas. Luis Cortines, sin pretensiones magistrales, se aproxima a la figura humana y al contorno con intensidad técnica y con gallardía de color; muchos de sus cuadros laten con fuerza, ofrecen un positivo semblante de vitalidad: si el color es denso, la imagen adquiere a su vez flexibilidad y agilidad no exentas de profundidades cromáticas. Aunque la trayectoria de Luis Cortines no es todavía larga se percibe, o se comprueba, en sus cuadros, una formación de seguridad, un deseo de llevar una aspiración a buen puerto: pintura de apariencia todavía clásica, pero bien compenetrada con el actual espíritu de búsqueda, con la sugestión de horizontes que es hoy tan visible en la aventura arriesgada y fascinante de la pintura dispuesta hoy más que nunca a capturar la sorpresa y a fundamentar en perennes solideces la imaginación y la mano dispuesta.
Leopoldo Rodríguez Alcalde

Publicación: Catalogo Exposición Expresión Figurativa – 2000

Texto: Leopoldo Rodriguez Alcalde – Escritor, poeta y critico de arte